top of page
Buscar
  • Foto del escritorAmadeus Fundación

Aproximación al impacto histórico de Amadeus desde 1988 hasta la fecha

Actualizado: 15 may

Introducción


La historia de Amadeus es un relato de transformación social a través de la música que se remonta a sus inicios en 1988 como Casa Musical Amadeus, una empresa familiar en Medellín. Desde entonces, Amadeus ha evolucionado desde una empresa social hasta convertirse en un actor clave en el desarrollo cultural y educativo de la ciudad. En este texto, exploraremos el impacto de Amadeus a lo largo de los años, desde sus intervenciones pioneras en comunidades desfavorecidas hasta la creación de programas educativos innovadores y alianzas estratégicas para promover la inclusión social y el bienestar emocional. 


Desde conciertos que propiciaron la Paz en barrios enfrentados por conflictos, hasta la formación de orquestas y coros juveniles reconocidos internacionalmente, descubriremos cómo Amadeus ha dejado una huella profunda en la vida de miles de niños, niñas y jóvenes en Medellín. A lo largo del texto, destacaremos los logros más relevantes, los indicadores de impacto y las iniciativas actuales que continúan el legado de Amadeus en la promoción de la música como herramienta para el desarrollo humano y social.



El origen


Amadeus nació en 1988 como una empresa familiar llamada Casa Musical Amadeus, dedicada a la comercialización de partituras, instrumentos, accesorios e insumos musicales. Desde su creación soñamos con convertirla en una empresa social capaz de generar rentabilidad económica para financiar programas de desarrollo cultural y formación musical en Medellín, una ciudad que ya en los años noventa había sido catalogada como la ciudad más peligrosa y violenta del mundo.


Además de la tarea comercial, Amadeus se aventuró a desarrollar un sinnúmero de eventos culturales en Medellín y en sus barrios periféricos, lo que permitió establecer relaciones cercanas con comunidades y líderes sociales, así como con el sector cultural en general a través de la promoción de programas artísticos, charlas didácticas de música y conciertos.


Nuestras primeras intervenciones sociales y culturales se llevaron a cabo en 1990 con dos conciertos de música clásica en los barrios Castilla y Aranjuez, respectivamente. En aquel entonces, ambos barrios estaban enfrentados por un conflicto entre bandas delincuenciales, pero Amadeus encontró en la música un medio para propiciar el diálogo y la Paz, lo que contribuyó a armonizar la convivencia entre ambos territorios golpeados por el conflicto.




La pasión por nuestro quehacer nos condujo posteriormente a la creación de “El Momento de la Música” en 1993, un espacio al aire libre, gratuito y sin protocolos para la proyección de video-conciertos de diversos géneros musicales en el Parque de Banderas en Medellín, que reunía a jóvenes y adultos de distintos estratos socioeconómicos en un ambiente sano, cultural, educativo y de encuentro social. Era común recibir a más de 200 personas cada viernes, a partir de las 7:00 p.m. en este reconocido parque de la ciudad.


Al año siguiente creamos la primera Escuela de Música Amadeus de carácter privado, ubicada en el barrio Laureles. Nos enfocamos en la enseñanza del piano, instrumentos de cuerda pulsada y frotada, instrumentos de viento, percusión y coro. Esta escuela, que luego se trasladó al barrio Calasanz operó desde 1994 hasta el 2018, con una participación anual de entre 100 y 150 estudiantes, entre jóvenes y adultos, anualmente.



Gracias a los excelentes resultados en materia de educación musical no formal y la acogida del público de los eventos y programas desarrollados por Amadeus, en 1996, Juan Guillermo Ocampo, nuestro Fundador, presenta ante el Concejo de Medellín el proyecto Red de Escuelas de Medellín (REMM) que luego de una gestión dedicada logró el aval mediante el acuerdo 03 y 04, estableciendo la creación del programa que en el tiempo logró llegar a 26 escuelas, 22 de ellas en la zona urbana conurbada y 4 en los corregimientos de Medellín. Estos acuerdos se institucionalizaron y se convirtieron en política pública, gracias a la aspiración de Amadeus de ofrecer, a través de la música, una herramienta de formación socioemocional que conllevara a lograr un impacto sistémico que promoviera la inclusión social, cultural y económica de la juventud. 


Como segunda fase formativa del programa de escuelas, en 1988 dimos a luz el programa de Orquestas Sinfónicas y coros Infantiles y Juveniles de Medellín que contó con el apoyo del Concejo y de la Alcaldía de Medellín.


Es fundamental resaltar que el impacto de Amadeus no se limita al desarrollo sociocultural de las comunidades en Medellín. También ha contribuido significativamente al patrimonio arquitectónico de la ciudad. Amadeus desempeñó un papel clave en el proyecto de conservación del Teatro Lido, siendo su participación fundamental para que el Concejo de Medellín lo declarara patrimonio de la ciudad mediante el acuerdo 02 de 1997. Esta intervención impidió la demolición del Teatro al destinar recursos para su restauración y operación, preservando así un valioso espacio público que sigue siendo parte integral de la oferta cultural de la ciudad hasta el día de hoy.


En 1999 dimos luz a Amadeus Fundación para recoger todo el trabajo social y cultural desarrollado desde 1988 y para liderar la Red de Escuelas, el Programa de Orquestas Sinfónicas y demás programas educativos, sociales y culturales a través de la financiación pública, la cooperación internacional y la filantropía. Su creación permitió́ tener acceso a recursos locales e internacionales para financiar la labor sin depender exclusivamente del Estado e intentar ser ajena en todo sentido a factores políticos. 




En este mismo año la UNESCO declaró el programa como “La nueva cara de Medellín para el mundo”. Asimismo, los integrantes de las agrupaciones orquestales de la REMM fueron distinguidos como Embajadores de Paz para representar a Medellín y Colombia en giras locales, nacionales e internacionales (Martínez, 2002). 




Amadeus logró proyectar las escuelas de música, orquestas sinfónicas y coros al mundo, por medio de giras y conciertos ante grandes personalidades y escenarios en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. 


En el 2001, estudiantes destacados de contrabajo conformaron la Orquesta de los Países Andinos que realizó una gira por Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador y Bolivia. En el 2002 se realizó la primera gira internacional hacia Quito, Ecuador con la Orquesta Sinfónica Juvenil de Medellín, integrada en concierto con la Orquesta Sinfónica Juvenil de Ecuador.


En Europa llevamos a cabo la gira La Esperanza en el 2003 con la que logramos visitar y tocar en España el Teatro Municipal de Cáceres; en Madrid el Palacio del Pardo; Conservatorio de Madrid; Casa de América. En Florencia, Italia en el Salón de los Quinientos; en Roma en el Parque de la Música; en el Vaticano ante el Papa Juan Pablo II; y en la Plaza de San Marcos, en Venecia, para el maestro Botero e invitados especiales. 



Este mismo año realizamos un homenaje al artista colombiano, Juanes, en el Parque de los Deseos de Medellín, en el que interpretamos algunos de sus grandes éxitos en versión sinfónica y coral.


Al año siguiente, en el 2004, la Orquesta principal regresa a través de la gira que llamamos “Suena la Paz” en España por solicitud de la Generalitat Valenciana, específicamente para viajar a Valencia y presentarse en el Concierto por la Paz en el Palau de la Música y luego grabar 4 programas para Televisión Española TVE con el reconocido programa “El Conciertazo”, dirigido por Fernando Argenta en Madrid.


Mientras estábamos con la orquesta sinfónica principal en Europa, una banda nos representaba en Estados Unidos, invitados por Creative Connections (Connecticut). Realizamos diversos conciertos en la ciudad y el más importante de todos fue en Nueva York.


Este mismo año, una selección de estudiantes del programa coral conformó el coro “Voces Andinas” organizado por la CAF y Fesnojiv bajo la dirección coral de la maestra María Guinan y el maestro Alberto Grau, con la participación de la Orquesta Simón Bolívar y la dirección orquestal de Gustavo Dudamel.




Amadeus, como creadora de la REMM, completó 13 años vinculada al Programa, periodo que consta de dos etapas con diferencias operativas: para el periodo entre 1996 – 2004, Amadeus estuvo a cargo de la administración, funcionamiento y planificación pedagógica de las escuelas de música (Econometría, 2005). En el 2005, por decisión del gobierno local de Medellín, se entrega la administración del programa Red de Escuelas de Música a la Universidad de Antioquia. 


En el periodo 2005 – 2010, Amadeus se enfocó en el liderazgo, gestión y operación del programa de Orquestas Sinfónicas y Coros Infantiles y Juveniles en sus distintos niveles formativos, logrando resultados notables en términos de transformación social y artística, haciendo al programa merecedor de diversos reconocimientos. 


Debido a los logros obtenidos, el reconocimiento a nivel internacional y el impacto en las comunidades, así como la creciente participación ciudadana en el programa de la REMM, surgió la necesidad de crear un espacio dedicado a los ensayos orquestales y corales. Amadeus, con su gestión y liderazgo, colaboró estrechamente con la Fundación EPM y el gobierno local en 2004 para asegurar los recursos y espacios necesarios. Esta colaboración condujo a la apertura en el 2005 de la Casa de la Música, un espacio moderno y completamente equipado ubicado en el Parque de los Deseos. La Casa de la Música se ha convertido en un centro vital para la música y las artes en Medellín, ofreciendo instalaciones técnicas de primer nivel para ensayos, talleres y presentaciones, y sirviendo como punto de encuentro para músicos y entusiastas del arte de todas las edades.


Por decisión del gobierno local, en el 2010 la Alcaldía de Medellín decide entregar la administración del Programa de Orquestas Sinfónicas y Coros Infantiles y Juveniles a la Universidad de Antioquia.




Nos enorgullece recordar que, en el 2015, la Red de Escuelas de Música de Medellín, actualmente operado por la Universidad de Antioquia, fue fundamental para que nuestra ciudad fuera incluida en la Red de Ciudades Creativas de la Unesco, en la categoría música. Lo que comenzó como una idea en la que pocos creían y otros rechazaban, se convirtió en un poderoso referente de transformación social para las generaciones venideras.


Luego de recalcular las fuerzas y capacidades sin nuestros dos grandes programas, Amadeus decide firmemente continuar su labor creando en Medellín y municipios cercanos, programas enfocados en el desarrollo humano por medio de la música. De ahí el inicio de un nuevo programa de orquestas y coros infantiles y juveniles apoyado inicialmente por aproximadamente 800 estudiantes de la REMM y otros programas orquestales que decidieron contribuir a hacer realidad la continuidad de la labor de Amadeus sin depender de recursos del Estado y haciendo la compleja gestión de lograr un modelo de financiamiento propio y sostenible.


Gracias al apoyo de la empresa privada, organizaciones no gubernamentales, donaciones nacionales e internacionales, entre los años 2010 y 2016 llevamos a cabo un nutrido programa de formación orquestal y coral infantil y juvenil que nos permitió generar gran impacto en la vida de los estudiantes, y en la agenda cultural tanto de Medellín como de distintas ciudades en Colombia, a las que viajamos para compartir nuestra labor a través del talento de los jóvenes músicos. Con la generación orquestal de esta época logramos conquistar escenarios en Armenia, Manizales, Popayán, Santander de Quilichao, Bogotá, Palermo Huila, Medellín y varios municipios de Antioquia.




Debido a la escasez de recursos para sostener las operaciones, en el 2016 Amadeus decide pausar el programa de orquestas y coros para concentrar sus esfuerzos en la creación de un nuevo programa de escuelas de música gratuitas en barrios en alto riesgo social del Área Metropolitana de Medellín. Ya en el 2014 se había iniciado un pequeño programa de formación musical con niños, niñas y jóvenes beneficiados por la Fundación Pan Nuestro en la vereda Tierradentro en el Municipio de Bello, así que en el 2016 comenzó su fortalecimiento gracias a la alianza entre Amadeus y esta organización sin ánimo de lucro dedicada a ofrecer alimentación gratuita a familias vulnerables en este territorio. 


La nueva escuela de música en Tierradentro, dentro del esquema privado de Amadeus, fue la excusa perfecta para explorar profundamente nuestra misión, nuestro modelo educativo y el impacto que queremos generar en la sociedad desde la música y más allá de ella, haciendo especial énfasis en la salud mental, el bienestar emocional, la promoción de paz, la sana convivencia, y la mentalidad de crecimiento de las nuevas generaciones.


Durante el año 2016 en el colegio rural Santa María de la Cruz de Medellín creamos un Coro Infantil con más de 40 estudiantes, que por razones presupuestales no pudo continuar, dejando los cimientos de un proyecto que motivó a esta comunidad golpeada por la pobreza para descubrir el potencial de los estudiantes que hacen parte de la institución educativa. 


Durante nuestra intervención en la comunidad de Tierradentro en Bello, hemos realizado diversos programas de formación humana y musical con presencia artística en escenarios en Bello y Medellín, y a través de una gira a La Habana Cuba en el 2023. Allí, atendemos a niños, niñas y jóvenes entre los 7 y 18 años, estratos 1 y 2, algunos de ellos migrantes del vecino país, Venezuela. 



En el 2020 en medio del COVID logramos trasladar nuestro modelo de enseñanza a la virtualidad. Gracias al Emergency Grant otorgado por Acumen Fund, financiamos la conexión a internet para nuestros estudiantes lo que les permitió cumplir con sus tareas escolares y además seguir conectados con sus clases de música durante toda la pandemia. La virtualidad nos permitió también desarrollar proyectos musicales con con agrupaciones culturales amigas y egresados profesionales en distintas partes del mundo.



En el 2021 establecimos una importante alianza con la Escuela de Trabajo San José, entidad educativa, sin ánimo de lucro, administrada y dirigida por la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos, quienes orientan y acompañan a adolescentes y jóvenes entre los 14 y 18 años que se encuentran en el sistema de Responsabilidad Penal por estar en conflicto con la ley penal colombiana, para su restablecimiento de derechos o para el cumplimiento de una sanción. Con esta Institución pactamos desde el mes de abril de 2021 hasta diciembre del 2023, una alianza interinstitucional que permitió unir esfuerzos, conocimiento y espacios de formación integral para los adolescentes y jóvenes, incluyendo la educación musical y artística como herramienta de sensibilización y aprendizaje de valores.



De acuerdo con nuestro objetivo de promover el desarrollo de oficios dignos que impulsen la inclusión laboral y económica de nuestros estudiantes, creamos la Escuela Taller de Lutería, proyecto que inició en el 2021 con el objetivo de fabricar y comercializar instrumentos musicales haciendo reúso de maderas que han sido desechadas, así como instrumentos musicales deteriorados que en vez de convertirse en basura pueden ser transformados en obras de arte y objetos funcionales para la venta.  


Nuestro taller está ubicado en la vereda Tierradentro del Municipio de Bello en Antioquia, esta es una zona urbano-rural en la que habitan comunidades en riesgo social. La infraestructura en la que se encuentra el taller pertenece al municipio de Bello, en ella opera la Fundación Pan Nuestro.


Fuimos ganadores del Acumen Angels Fund 2021, capital semilla que nos ha permitido impulsar y poner en marcha las bases del proyecto con materiales, personal, herramientas y maquinaria, implementos de seguridad y de aprendizaje básicos para la fabricación de Ukeleles, primera fase formativa en el arte de la lutería. 


Con el ánimo de seguir fortaleciendo nuestro taller, nos postulamos a la primera convocatoria de la Promotora Cultural de Proantioquia de la que resultamos ganadores en diciembre de 2023 para ejecutar el proyecto propuesto durante el 2024. 


En el 2022 celebramos el inicio de una nueva escuela de música en la Institución Educativa Hernán Villa Baena ubicada en el barrio Pachelly en el Municipio de Bello, sector urbano altamente golpeado por la criminalidad y la violencia. En alianza con esta institución y gracias al apoyo de la Fundación Pan Nuestro y donaciones que hemos recibido de las experiencias de turismo cultural que realizamos en conjunto con True Colombia Travel, implementamos nuestro modelo de formación humana y musical con especial énfasis en promoción de la cultura para la paz para niños, niñas y jóvenes entre los 7 y 18 años pertenecientes a la institución educativa y del sector.



Desde el año 2019 hemos fortalecido la alianza con la agencia de turismo cultural True Colombia Travel, cuya socia, Ana María Piedrahita, es egresada nuestro programa. Gracias al trabajo colaborativo ofrecemos experiencias de turismo no convencional (no masivo) en torno a la música y la cultura directamente en nuestra escuela de música en la vereda de Tierradentro. Esta experiencia permite a los turistas conectarse con nuestra misión e inspirarse con el talento de los estudiantes y a nosotros compartir nuestra misión y recibir donaciones que aportan a nuestro sostenimiento.



Amadeus inició desde el año 2022 una importante alianza con Brio, organización ubicada en California (Estados Unidos), con quienes diseñamos un modelo de promoción de la salud mental y del bienestar emocional que actualmente estamos implementando en nuestras escuelas de música para contribuir positivamente al florecimiento de las comunidades desde la Flexibilidad Psicológica, abordando seis habilidades para alcanzar plenitud y bienestar aún en situaciones de pobreza, violencia y marginación.  

   

Con el objetivo de seguir innovando y mejorando nuestros programas educativos, en el 2023 creamos el programa “Música para ser, crecer y sentir”, una experiencia integral que promueve el bienestar emocional a través de la música y el juego. Gracias al apoyo de ChangeX y la Fundación Lego este proyecto ha sido replicado en Ibagué (Tolima), Puerto Colombia (Atlántico) y en Jamundí (Valle del Cauca), de la mano de organizaciones sociales en cada región que hemos capacitado para implementar nuestro modelo en sus propios territorios, impactando a más de 90 niños, niñas y jóvenes en condición de pobreza.  


Datos relevantes de impacto


En todos estos procesos de formación musical, Amadeus ha tenido presencia en 15 comunas y 4 corregimientos de Medellín, además de otros municipios del área metropolitana como Bello y Copacabana, con un total de 30 escuelas que han beneficiado a poblaciones de todos los estratos socioeconómicos, con un especial foco en los estratos 1, 2 y 3, ya que el 86% de las escuelas están ubicadas en los barrios donde la mayoría de los habitantes cumplen con estas características sociodemográficas, beneficiando así a las comunidades que históricamente no han tenido la oportunidad de acceder a programas de formación socioemocional y musical.


Históricamente, Amadeus ha impactado a aproximadamente 17,923 niños, niñas y jóvenes. Este número se calcula sumando el total de nuevos estudiantes inscritos en escuelas y orquestas cada año, considerando que más del 90% de ellos continúan en el programa por más de un año. 


Esta alta tasa de retención demuestra el compromiso de los estudiantes con el proceso formativo y subraya el impacto psicosocial de Amadeus. La permanencia en el programa no solo garantiza resultados en el ámbito humano y artístico, sino que también contribuye al logro de la misión y visión de Amadeus.



Tiempo promedio de permanencia en el programa: 4 a 6 años


Probabilidad de continuación en el programa: 95.9%


Edad promedio de los estudiantes inscritos en el programa: 14 años



Dimensiones sociales, humanas y artísticas que cultivamos


El bienestar emocional, la salud mental, la mentalidad de crecimiento, la confianza interior, las actitudes positivas frente al cuerpo, las habilidades para el manejo pacifico del conflicto, la sana convivencia, la perseverancia y la disciplina, han sido cualidades esenciales que Amadeus ha priorizado en su misión. Utilizando la música como herramienta, hemos enfocado nuestros esfuerzos en desarrollar estas habilidades, creencias y valores en nuestros estudiantes, lo que ha dado lugar a resultados notables tanto en el ámbito musical como en el personal. 


Al priorizar estas dimensiones humanas y sociales, hemos visto cómo nuestros estudiantes alcanzan un alto nivel de excelencia musical y artística. Las historias de éxito de nuestros egresados, muchos de los cuales han ingresado a prestigiosas orquestas y coros en el mundo, son testimonio de este impacto. Además, es importante destacar que la mayoría de nuestros estudiantes, optan por otras profesiones por fuera de la música, honestas y valiosas, contribuyendo de manera significativa al bienestar de la sociedad.



Indicadores de impacto históricos más relevantes en nuestro trabajo


Participación: número de estudiantes esperados vs. logrados o reales  


Cambio en la percepción sobre sí mismos: analizar si hay una variación en la percepción de los jóvenes sobre ellos mismos; observar si se evidencia una transición de percepciones negativas a una visión más positiva de sí mismos. 

  

Cambios en la resiliencia emocional: indagar si los estudiantes consideran que ha cambiado su capacidad para manejar situaciones emocionales adversas. Se busca analizar si hay una variación positiva en la resiliencia emocional a lo largo del programa. 

  

Mentalidad de crecimiento: evaluar y observar cualquier cambio en la percepción sobre el futuro, observando la actitud de los jóvenes frente a sus proyectos de vida. Permite identificar si hay una variación positiva en la percepción de oportunidades y metas alcanzables. 

  

Índice de Bienestar WHO-5: se aplica el Índice de Bienestar de la Organización Mundial de la Salud (WHO-5) para evaluar el bienestar subjetivo de los estudiantes. Este indicador proporciona una medida cuantitativa del impacto del programa en la percepción general de bienestar emocional y mental de los jóvenes. 

 

 

Bibliografía


Econometría. (2005). Medición de impacto social del programa de Escuelas y bandas de música de carácter sinfónico de la Alcaldía de Medellín. Medellín: Alcaldía de Medellín. Martinez, A. M. (28 de 06 de 2002). 


Una Orquesta que rompió muros. El Colombiano, págs. 2-3. 


Salazar, A. (2001). Informe especial. Vibraciones del alma. Medellín: Corporación Región. Observatorio para la Equidad y la Integración Social en Medellín y Antioquia


Observatorio para la Equidad y la Integración Social en Medellín y Antioquia. Informe especial. Aproximación al impacto del programa de Red de Escuelas y Bandas Musicales de Medellín. La visión de los niños y jóvenes participantes. Síntesis de la investigación realizada por la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Pontificia Bolivariana, Medellín. Octubre 2001.

Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín, 16 may 2023, "Do, Red, Mi" La historia de la Red de Músicas de Medellín”. https://www.youtube.com/watch?v=dGvOl1wWXzI&t=545s


Entrevista realizada a Juan Guillermo Ocampo, por la Fundación Terrícola para el documental “Do, Red, Mi” La historia de la Red de Músicas de Medellín”: https://youtu.be/6tkkWZ1nvlk


Informes de interventoría para la Alcaldía de Medellín, elaborados por Amadeus Fundación.


Informes de gestión históricos elaborados por Amadeus Fundación.




Grupo investigador y elaborador del informe




Daniela Ocampo Sánchez, Directora Ejecutiva

Juan Guillermo Ocampo, Fundador y Director General

Esteban Cano, practicante en Sociología de la Universidad de Antioquia


Amadeus Fundación, mayo 2 de 2024.


51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page