top of page
Buscar
  • Foto del escritorAmadeus Fundación

La música, nuestra gran excusa para generar impacto en diversos territorios

Actualizado: 2 may


Nuestra misión va mucho más allá de las partituras y las notas musicales. La vocación genuina de servir a los demás, nos ha llevado a cultivar el espíritu y la genialidad en cada ser humano a través de la música, encendiendo, con amor, la fuerza interior de los que más lo necesitan.

Combinamos el lenguaje universal que representa la música con una gran dosis de amor para trascender fronteras, conectar corazones y catalizar el cambio en comunidades en situación de vulnerabilidad en el Área Metropolitana de Medellín.


En este artículo, exploramos la labor de Amadeus en comunidades de difícil acceso, aquellas que algunos pocos se atreven a visitar. Donde unos ven violencia e inseguridad, nosotros vemos esperanza, humanidad y talento.

Nutrimos el alma y el espíritu.



Escuela de Trabajo San José


En las aulas de música en la Escuela de Trabajo San José, hemos sido testigos de cómo la música no solo es capaz de tocar el alma y el espíritu, ella nos ha permitido acercar a los jóvenes a una nueva forma de ver la vida, de disfrutarla y aprovecharla. Ellos no solo aprenden a tocar instrumentos, sino a descubrir su propia voz interior, sus fortalezas y oportunidades de mejorar como seres humanos. Sus sueños, que una vez fueron acechados y debilitados, pueden ser reconstruidos en armonía con el mundo.


Cada día, vemos cómo el poder de la música les impulsa a tomar decisiones valientes que transforman sus vidas.


En Amadeus creemos en las segundas oportunidades.


Impacto actual: Más de 200 jóvenes hombres pertenecientes al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes, en alianza con la Escuela de Trabajo San José ubicada en el barrio Machado.




Fundación Pan Nuestro


En la vereda Tierradentro, gracias a la Fundación Pan Nuestro, hemos plantado también semillas de oportunidad. Aquí, la música es más que una melodía; es una herramienta que forja un futuro emocionante. Nuestros estudiantes encuentran en la música un espacio seguro para cultivarse a sí mismos y diseñar proyectos de vida que desafían el status quo.


El amor propio, la confianza y la determinación les permiten explorar su propia grandeza para abordar creativamente sus desafíos.


Impacto actual: Más de 60 niños y jóvenes entre las edades de 6 y 16 años que viven en la vereda Tierradentro, una zona semi-urbana. En alianza con la Fundación Pan Nuestro.




Institución Hernán Villa Baena


En el barrio Pachelly, donde la esperanza a menudo parece distante, hemos erigido un refugio de diversión, alegría, crecimiento y superación dentro de la Institución Educativa Hernán Villa Baena. Aquí, la música y el desarrollo humano no son solo programas, sino una fuente de resiliencia. Nuestros estudiantes descubren que son capaces de hacerle frente a los retos de su entorno con el poder de su propia fuerza interior.


Impacto actual: Más de 40 niños y jóvenes entre las edades de 7 y 18 años que residen en el barrio Pachelly. En alianza con la Institución Educativa Hernán Villa Baena.


En cada una de estas instituciones, la música se convierte en un puente hacia un futuro mejor, un refugio de alegría y una herramienta de empoderamiento.


Nuestra labor trasciende las aulas de música. Forjamos nuevas oportunidades de vida, inspiramos decisiones audaces y empoderamos con amor.


El impacto que logramos va más allá de lo cuantitativo, es la historia de transformación de cada vida que tocamos. En cada escuela, en cada nota, en cada melodía, estamos escribiendo un capítulo de esperanza, valentía y crecimiento humano.


La música es un mundo en nosotros mismos, el lenguaje que nos une, la respiración que nos alienta, el sonido que nos conduce, la paz que nos encarna, la alegría que nos convoca.








16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page